¡Bingo! ¡Has agendado una reunión conmigo!

¡Has pulsado el botón y nos hemos citado en el ciberespacio! Te agradezco por reservar un hueco en tu agenda para conversar conmigo. ¡Estoy tan emocionada como un elefante en una cacharrería!

Prometo que va a ser más emocionante que la final del campeonato mundial de Rafa Nadal (¡y mucho más productivo!). Te aseguro que te llevaras muy buenos tips.

Recuerda: en el día y la hora acordada, asegúrate de tener una buena conexión a internet y un lugar sin distracciones. ¡Quién sabe! Podríamos estar a punto de tener la conversación que cambie el rumbo de tu negocio.

Si algo se complica y necesitas cambiar el horario o cancelar la reunión, no pasa nada, ¡somos humanos! Solo dame un toque aquí y encontraremos un nuevo momento que nos venga bien a ambos/as.

¡Nos vemos en la red! ¡GRACIAS de nuevo por tu confianza!

Scroll al inicio